El hotel dispone de 38 habitaciones dobles totalmente equipadas y orientadas al máximo confort para satisfacer los deseos de nuestros clientes. Al estar enclavado sobre la ladera de una montaña, la distribución de las habitaciones es totalmente distinta del resto de hoteles de España. Las habitaciones van hacia abajo, quedando en el margen izquierdo del pasillo la montaña al descubierto para sorpresa de los clientes. Todas ellas son exteriores, con vistas panorámicas al meandro del río Guadalquivir a su paso por Montoro, declarado monumento natural y al pueblo en sí, declarado conjunto histórico artístico.